Golf Ibiza

Con una extensión de más de diez kilómetros de intensa naturaleza, el Campo de Golf está situado a tan solo siete kilómetros de la capital de Ibiza y se encuentra a mitad de camino entre las localidades de Jesús y Santa Eulalia. Además, cuenta con dos recorridos de características muy distintas ubicados en un precioso valle próximo a la costa ibicenca, desde el que se pueden apreciar únicas y espectaculares vistas. Su diseño y recorrido permite disfrutar del golf con la familia y amigos al mismo tiempo que de su preciado paisaje.

Entre las grandes novedades en sus instalaciones están sus grandes mejoras en equipamiento, mantenimiento y acondicionamiento del Campo de Golf, dónde tanto la zona green, como sus bunker y el gran recorrido de sus calles, han sido nuevamente cuidados y mejorados al detalle.

Golf Ibiza está divido en dos campos de 9 y 18 hoyos. La mayoría de los hoyos tiene grandes greens, protegidos por bunkers que están situados de manera estratégica. Los hoyos están rodeados de árboles y lagos en todo su recorrido. Estas características, junto a su naturaleza abrupta y la constante brisa del mar, hacen que resulte una lugar único y muy agradable para la práctica del golf .

Campo 9 Hoyos: Golf Roca Llisa

El campo de 9 hoyos corresponde al recorrido inaugurado en 1972 del desaparecido Club de Roca LLisa.

Las características de este terreno de campo de golf, en plano y en abierto, lo hacen muy atractivo para todo tipo de jugadores, tanto para principiantes que encontrarán un ritmo de juego ágil y limpio; como para experimentados ya que sus bunkers y árboles están bien posicionados en sus primeros 4 hoyos y en los diferentes lagos, en sus últimos 5.

Jugar en el campo de 9 hoyos supone un recorrido fantástico para el jugador que solo dispone de un par de horas para disfrutar del golf, ya que debido a la morfología del terreno se juega muy cómodamente en un recorrido de juego de unas dos horas aproximadamente.

Campo 18 Hoyos: Golf de Ibiza
Asentado en la parte más accidentada del valle, con calles estrechas, vistas al mar y numerosos obstáculos naturales y artificiales, sus 18 hoyos reciben cada uno un nombre referido a su más sobresaliente cualidad geográfica o estética, siendo, por tanto, uno de los pocos campos que destacan por la variedad de su césped “bermuda” y la particularidad de su terreno.

El campo de 18 hoyos dispone de calles espectaculares adaptadas al curso del abrupto terreno. Sus declives exigen un juego táctico de alto riesgo especialmente en lo que atañe a su hoyo 4, con un fuera límites muy peligroso; al hoyo7, con la subida más pronunciada de todas; y a su hoyo 14, recto y completamente en bajada.

Aunque son los hoyos 16 y 18 los que más exasperan a los jugadores que llegan hasta ellos con un buen score, al ser los más problemáticos. En definitiva, un gran recorrido de unas cuatro horas y media aproximadamente, en el que jugar es un auténtico reto para los apasionados del golf en todas sus modalidades.